Los submarinos nucleares son el arma militar perfecta. Son tan silenciosos como de alta potencia. Sus lectores reacios se sumergirán directamente en este libro lleno de hechos.