La dominación que Roma ejerció en España desde el año 14 a.C. hasta el año 441 d.C., generó la imposición del latín como nueva lengua para los pueblos hispanos colonizados, el cual, al fusionarse con los dialectos que estos hablaban, dio lugar a la formación del español que hoy poseemos nosotros. Por eso, un 70% de él, procede de etimologías latinas, de las cuales, no menos del 99%, se han consignado en este libro. El objetivo de esta obra es cooperar a que la interpretación y la adquisición del vocabulario español cuente con una base más dinámica, sólida y científica, con base en las etimologías latinas. Su contenido consta de tres partes: a) De la raíz latina a la voz española; b) De la voz española a la raíz latina; y c) De un glosario, exhaustivo, de ejemplos que indican la ruta etimológica de cada vocablo. Es obra de apoyo y de consulta que no debe faltar en ningún aula en que se enseñe el español.