Introducción Los atropellos son una de las principales causas de muerte entre los accidentes de tráfico. Recientemente, ha aumentado el estudio de los atropellos, principalmente debido a la aplicación de la normativa europea y japonesa en protección de peatones. Esta investigación presenta un análisis del traumatismo cráneo-encefálico del peatón atropellado, asociándolo con la estructura del vehículo responsable de la lesión, su mecanismo de daño y comparando el resultado con la normativa existente. Métodos La metodología empleada ha consistido en un estudio epidemiológico descriptivo y transversal, mediante el estudio de datos de peatones atropellados recogidos en la base de datos americana (PCDS) que analiza a un total de 552 peatones atropellados y un total de 4.500 lesiones documentadas. Resultados De acuerdo con este estudio, el capó es el causante del 15,1% de las lesiones de la cabeza del peatón, mientras que el parabrisas es responsable de 41,8% de todas las lesiones. En el caso de los vehículos tipo utilitario la ubicación del impacto de la cabeza se produce por encima de lo que se espera en la regulación actual y, por lo tanto, no se aplican las contramedidas necesarias. De todas las lesiones en la cabeza sufridas por los peatones solo el 20% tiene la aceleración lineal como mecanismo de lesión, el 40% de las lesiones se deben a la aceleración rotacional. Conclusiones En esta investigación se pone de manifiesto la importancia de la aceleración rotacional como mecanismo de daño en la cabeza del peatón atropellado. En la normativa actual solo la aceleración lineal está contemplada en la formulación del principal criterio biomecánico utilizado para predecir el traumatismo cráneo-encefálico.